viernes, 18 de abril de 2014

Temblor emocional

Hace más de un año que no escribía nada aquí, porque me propuse esforzarme en alejarme de ti en todos los sentidos. Pasó algo que me hizo pensar mucho.

Hoy 18 de abril sentí un temblor por primera vez en mi vida. Te has de haber enterado, ya que fue de 7 grados.

Te contaré lo que viví:

Estaba durmiendo, el edificio se sacudió tan fuerte que me despertó. Me puse de pie y no estaba seguro sobre qué debía hacer.

Vivo en el tercer piso de un edificio de tres pisos (qué mala suerte, no?). El miedo al momento me hizo sentir que no era buena idea intentar llegar hasta la calle, me preocupaba no lograrlo.
Lo mejor que se me ocurrió fue salir al techo del segundo piso.

Vivo sobre la avenida I.P.N. y a lo largo de su camellón hay árboles grandes. Cuando estuve en el techo del segundo piso veía como se mecían esos árboles, como si fuera un huracán lo que los movía.
Sentía como el edificio sobre el que estaba parado se seguía moviendo.

Estuve asustado, tenía miedo de que en cualquier momento podría venirse abajo el edificio.
Si eso llegaba a pasar no sabía si la contaría.

Fue en ese momento cuando me puse a pensar. Pensé en ti, y en lo arrepentido que estaría de no haberte dicho por última vez lo mucho que te quiero.

Afortunadamente no pasó nada, en general escuché que no hubo pérdidas humanas ni grandes daños materiales.

Cuando pasó el temblor, esperé un poco y regresé a mi cuarto. Le avisé a mi mamá que había temblado. Platicamos un rato y me puse en contacto también con mi abuela, abuelo y tío Francisco.

Un poco después me puse a reflexionar, sentí que era buen momento para recordarle a algunas personas importantes que las quiero mucho.
Dos de esas personas a las que les dije "de la nada" que las quiero mucho fueron Antonio y Kristy.

Me preguntaron si estaba bien, y les dije que si, salvo que me dejó pensativo ese evento. Les conté lo que sentí por ti en esos momentos, y les dije de mi necesidad de hacerte saber lo mucho que te quiero.

Kristy no sabía que decirme. Por un lado, poniéndose en mi lugar, me dijo que quizá debía decirte lo que siento ya que no sé cuando me pasará algo que me impida hacerlo después.
Por otro lado, poniéndose en tu lugar, me dijo que quizá no era buena idea dado que podría lastimarte o hacerte sentir incómoda.

Antonio no dudó mucho sobre lo que a su parecer era la mejor opción. Me dijo "Tienes el blog".

Eso no lo sabes pero, desde hace más de un año que él sabe de la existencia de este blog.
Le pedí que no lo leyera, solo le di la dirección y una instrucción:
"Si algo grave me llega a pasar o si yo te lo llego a pedir en el futuro, hazle saber a Aura de la existencia de este blog, solo en uno de esos dos casos, por favor".

Su idea me pareció correcta, así evitaría contactarte directamente y a la vez tendría la seguridad de que si me pasa algo grave en el futuro, este blog me ayudará a hacerte saber que te quiero muchísimo aun.

Sé que está mal pero... quiero que sepas que nunca he dejado de quererte, se lo puedes preguntar a mis mejores amigos, Antonio, Luis, Andrés, Edwin, Puc.

Si dejé de buscarte y escribirte no fue porque ya no sintiera lo mismo por ti, lo hice porque todos coincidieron en que era lo más sano, lo más correcto.

Creo que este "Temblor emocional" que sufrí hará que retome este blog.

viernes, 8 de marzo de 2013

Decisión

Hace tiempo que no publicaba algo en este blog, no es porque no haya pensado en ti en este tiempo, la razón es porque me encontraba intentando tomar una decisión.

Te contaré un poco de que es lo que yo he sentido y de que es lo que yo siento ahora:

Tal vez me odies (y con justa razón) por haber empezado un relación poco tiempo después de haber nosotros terminado. Me arrepiento mucho de ello, me sentía solo y en ella encontré un refugio, no es una excusa, lo sé.
Quiero que sepas que yo siento que ella no influyó en mi decisión de que nosotros termináramos.

Debí escuchar a mis amigos (Andrés, Edwin, Luis, Antonio (L), Puc, Víctor y Álvaro), en general todos me recomendaron que me tomara un tiempo para estar solo y pensar las cosas, pasar tiempo conmigo mismo. Fui muy débil y cobarde, le tuve miedo a estar solo. Lo que está pasando no es justo para ella, lo mas seguro es que también la haré sufrir por haber empezado tan pronto una nueva relación sin antes haber superado lo que siento por ti.

En este momento sigo con ella, es cierto que la quiero y que he pasado ratos agradables con ella, pero no me siento capaz de decirle "te amo", ella sabe que aun no me siento capaz de decírselo, y también sabe que es porque no he podido superar lo que siento por ti.

Aura, tu me enseñaste lo que significa amar, y yo siento que aún te amo, no sabes cuántas veces he tenido ganas de salir corriendo a buscarte para decirte que aún te amo, aunque no te importe, aunque tu no me ames, aunque no quieras saber nada más de mi.
También he deseado decirte que hoy me siento capaz de seguirte a donde desees ir en el futuro, solo te pediría tiempo para alcanzar la capacidad económica para poder hacerlo. Lucharé por alcanzarte a donde vayas, aunque me tarde varios años, lo prometo.

No espero que un día logres darme otra oportunidad, porque ni creo merecerla, ni sería justo para ti, siento que no lograrías ser plenamente feliz conmigo, creo que nada haría que pierdas el miedo a que volvamos a terminar. Además, no creo que tus papas lleguen a aceptarme después de haber terminado ya dos veces.

Y bueno, la decisión que mencioné estaba yo tomando era respecto a que debía yo hacer con lo que siento por ti.
Hace unos días "decidí" que ahora lucharía por dejar atrás lo que siento por ti, para que todo lo que vivimos sean solo muy buenos recuerdos y ya no anhelos de algo mas. Después de algunos días de vivir con esa convicción, te vi (el martes pasado en la biblioteca en la tarde) y me di cuenta que no podré.

Perdón por haber arruinado todo lo que teníamos, perdón por haber cometido tantos errores, por haberte lastimado con mi forma de ser y no notarlo, perdón por no haber sabido darte tu espacio, tu tiempo, perdón por todo el dolor que te he causado.

Viento suave y apacible, deseo con todo mi corazón que seas muy feliz.

martes, 29 de enero de 2013

Hasta algo tan simple como...


Ayer mientras iba regresando a mi casa en la noche después de salir de clases, estaba en el centro llendo a mi paradero. Seré un poco específico respecto a mi ubicación de ese momento porque el lugar es relevante para la historia.
Estaba sobre la 60 como a media cuadra de Del Sol de modo que Del Sol estaba entre mi ubicación y la plaza grande, osea entre la 65 y 67.

Yo iba caminando con la mirada hacia el suelo, estaba sacando cuentas de lo que gasté en el día, cuando de repente vi en el piso una bolsita cuadrada verde, era un dulce que viene en polvito, de esos agridulces (creo que igual hay unos aciditos). Al ver el dulce me detuve y me le quedé viendo, busqué con la mirada y encontre un par mas cerca de ahí, un poco mas adelante habia un baño público y  entonces vino a mi mente un recuerdo de nosotros:

Hace tiempo fué la primera comunión de mi primo Bruno, ese día te fuí a buscar temprano a tu casa y te llevé a la mía. Si mal no recuerdo desayunamos cochinita en mi casa con mi mama, carlos y yeri. Fuimos a la misa y como faltaba un rato para ir al local luego fuimos de nuevo a mi casa. Estuvimos un ratito allí y luego fuimos al local (el local en realidad era la casa de un primo de primo que igual hizo su primera comunión).
Ya que nos estabamos quitando del local, el plan era que te llevaramos en el coche de carlos a tu casa. Ese día llovió muchisimo, cuando nos estabamos llendo y pasamos a un lado del cementerio, estaba completamente inundado, el coche de carlos murió en la laguna generada por la lluvia... Carlos y mi mamá empujaron el coche fuera de la laguna mientras yo veia tu cara de angustia (a mi me parecia divertida/triste la situación).
Mi mamá nos dijo que mejor nos fueramos en camión porque quien sabe si iba a encender de nuevo el coche, asi que empezamos a caminar a un par de cuadras de allí para tomar camión, ibamos a tomar un circuito colonias que nos dejaria por la Ceiba y alli agarrariamos Rapsa.

Ya que esperabamos camión para ir según yo por el camino más rápido a tu casa, me dices que tienes ganas de ir al baño!!! (eso empeoraba nuestra situación jaja)
El tonto camión no se dignaba a pasar, esperamos como media hora y nada, y tu tenias muchas ganas de ir al baño, la situación era complicada...
Decidimos mejor ir por el centro aunque tardariamos un poco mas en llegar. No te lo dije al momento pero parte del plan de pasar al centro era que pudieras ir al baño lo antes posible.
Llegamos al centro y te guié a esos baños públicos, los del principio de esta nota, y pues ambos entramos a nuestro respectivo baño. Al salir la señora que atiende los baños nos regaló unos dulces, de esos que yo vi tirados ayer.
Como tu traias bolsa y yo no, te di mis dulces y los metiste en tu bolsa. Me dió mucha risa cuando luego de eso te comenté que cualquiera que nos hubiera visto podria haber trivialmente mal pensado de esa acción, dado que los dulces parecen sobresitos de condones, tu te "enojaste" y empezaste a golpearme cuando te lo dije, a pesar de todo fué divertido.

Bueno, el motivo de esta nota solo era el escribirte esta breve historia y hacerte saber que cualquier cosa me recuerda las cosas que vivimos juntos, hasta algo tan simple como... como un dulce tirado en el piso, hasta el viento suave y apacible que siento en mi en cada momento del día...

viernes, 25 de enero de 2013

Aura y René

Hace algunos dias me preocupé quizá sin motivo alguno por tus papás. Dos dias seguidos mientras iba del centro a la facultad, al pasar por santa Ana noté que Tierra maya estaba cerrada; se me hizo muy raro porque dada la hora que era cuando pasé ambos dias, según yo deberia estar abierta.
Sentí que pudo haberles pasado algo a tus papas. No tuve el valor de intentar platicar contigo sobre esa preocupación mia, asi que recurrí a Luis, aunque no pudo ayudarme con mi preocupación.

Aprecio mucho a tus papás, porque siento que ellos me lograron tomar cierto afecto  y eso es muy importante para mí.
Recuerdo aun los dias que estuve llendo a hacerle compañia a tu mamá en la tienda cuando tu papá y tu se fueron a cancún con tu tía. A pesar de que yo le tenia algo de "miedo" aun a tu mamá, esos fueron días agradables.
También recuerdo cuando fuimos a la boda de Katia en Hunucmá junto con Cecilia y su novio. El plan era ir en el calabazo, recuerdas? pero me falló y me sorprendí mucho de que tu mamá nos dejara ir en el chevy, eso para mi fué una gran muestra de confianza de parte de tu mamá y lo aprecio mucho.
Tu papá me agrada, es una persona tranquila y sabe muchas cosas. Recuerdo que un día me mostró como imprimia playeras con la maquina que tienen en la tienda (creo que lo llaman pulpo). La playera que imprimió ese dia (una con el logotipo de Nautica) recuerdo que la usó en cancún, al día siguiente de cuando tu regresaste de Seatle. Esa vez nunca supe si tus papás hicieron algún gasto extra por haberme yo quedado a dormir esa noche en el hotel, pero siempre me quedé con la idea de que asi fué y se los agradezco muchisimo, gracias a ellos pude verte apenas llegaste a cancún.

A pesar de que a veces tenias ciertas discusiones con tus papas, siempre preferia estar con ustedes que en mi casa, la compañia de ustedes me es muy agradable, los extraño mucho muy a menudo...
Me siento muy triste cada que los recuerdo, porque siento que he perdido todo lo que tenia con ellos, siento que aunque tu llegaras a darme un tercera oportunidad algún dia, ellos no lo harian.
El dia que tu y yo terminamos, no pude despedirme de ellos. Tu papá me parece que no estaba en tu casa. Tu mamá si estaba pero... recuerdo claramente que mi garganta se cerró y no pude articular un "Hasta luego, buenas noches", no pude despedirme de ella.

Mi viento suave y apacible, yo a ti te amo, y a tus papas les sigo teniendo muchísimo afecto, llegaron a ser como una nueva familia para mi, una familia que ojalá algún día pueda recuperar.

viernes, 4 de enero de 2013

De nuevo...

Los pasados dias, los últimos de diciembre del 2012, la sensación de soledad me trajo muchos recuerdos de ti.
Creo que el origen de esta avalancha de sentimientos, de recuerdos, fué Beto Cuevas... yo veia tranquilamente Telehit en mi casa y de repente pasaron el video del que ahora es su mas reciente éxito: Goodbye.
Dudo mucho que no la hayas escuchado, ya que él es uno de tus cantantes favoritos (si mal no recuerdo Chetes es tu favorito). Y no pude evitar preguntarme: Que habrás sentido al escuchar esta canción?
Me senti muy triste, desee con todas mis fuerzas estar contigo.

Nosotros terminamos de una manera complicada, poco usual. Por lo general cuando una pareja termina, según yo, es porque alguno de los dos ya no quiere como antes al otro, o porque uno de los dos está interesado en otra persona. En nuestro caso no fué así, al menos de mi parte juro no lo fué, y te conozco y se que de tu parte mucho menos.
Nosotros terminamos nuestra relación por pensar demasiado a futuro... tu estabas aferrada a querer irte a vivir fuera de esta ciudad, mas aún, fuera de este país. Por otro lado, yo estaba aferrado a vivir en mi Mérida. En ese momento ni tu ni yo tuvimos el suficiente amor para ceder por el sueño del otro.
Después de mucho pensarlo mientras sentia esa sensación de soledad, me parece estúpido que hayamos terminado.
No se en que estaba pensando, nos faltaban un par de AÑOS por vivir como novios antes de que tuvieramos que enfrentar realmente ese problema!!!
No sabemos que pudo haber pasado, quizá la razón nos guiaba ya sea a mi a tu camino o a ti al mio, quizá el amor entre nosotros pudo crecer lo suficiente como para que, aunque la razón no me guiara a tu camino, yo decidiera seguirte a donde desearas ir, o viceversa.

Aún recuerdo que ese dia, sabado 27 de octubre del 2012, tu siempre tuviste la intención de que continuaramos juntos, creo que tu si lograste ver en ese momento lo que yo apenas comprendí hace unos dias... era una estupidez que terminaramos.
Me sentia lastimado por tu desinteres, por tu repentina indeferencia. No entendia que pasaba, apenas aquel martes 16 de octubre me sentia como en un increible sueño... estaba junto a la mujer que amo en el concierto del Alejandro Sanz, el cantante que mas disfruto escuchar cantar. Dias despues de ese increible sueño tu no mostrabas interes en mi, en verdad no entendia que pasaba. Siento que en gran parte eso propició en mi el desánimo de continuar juntos.

Apesar de todo siento que, de nuevo, yo tuve la culpa de esa ruptura... y ese "de nuevo" ha matado casi toda esperanza mia de que nuestros caminos vuelvan a cruzarse algún día. Si bien es cierto que el amor que sentias por mi debió ser inmenso para perdonarme la primera vez por haber terminado contigo, no se si haya un adjetivo adecuado para describir el tamaño del amor que deberias sentir por mi para perdonarme "de nuevo".

Solo quiero terminar esta publicación haciendote notar que... "casi toda" definitivamente no es toda...